Análisis de Journey

Análisis en profundidad

¿Que es la vida?, Quiero decir, ¿De que trata la vida?, ¿Existe algún manual de instrucciones?, ¿No os habéis dado cuenta de que, independientemente de los detalles que compongan la vida de cada uno, existe como un patrón que subyace dentro de ella y que nos hace a todos iguales? Y no, no estoy hablando de la muerte, que también, si no del árbol troncal que sostiene la vida y sobre el que luego desarrollaremos nuestras experiencias.

Es quizás un poco complejo de explicar con palabras, por que quizás necesitaríamos hablar de emociones o comparar experiencias para que quedase claro cual es el mensaje que intento transmitiros y que entendierais lo que quiero contar en estas líneas.

Eso mismo debió de pensar la compañía Thatgamecompany, quizás en un momento de clarividencia, quizás después de alguna experiencia intensa, quizás después de la muerte de un ser querido… por que lo que viene a continuación es fruto de una reflexión intensa, de un proceso de introspección y de consciencia colectiva y es que Journey, no es un videojuego al uso, Journey es uno de esos videojuegos que aparecen una vez cada tanto tiempo y que marcan profundamente al jugador. Os voy a ser sinceros, en toda mi vida como jugador y profesional del sector de videojuegos solo me han conseguido hacer llorar tres videojuegos, uno fue Final Fantasy VII, otro ha sido Legend of Zelda the Breath of the WIld y el último ha sido Journey, los dos primeros lo tuvieron mas fácil, pues en mas de 60 horas de juego da para construir una historia emotiva que consiga sacar las mas saladas lágrimas de tus ojos, per Journey… ¿Como es posible que un juego que apenas dura una hora y media pueda hacerte llorar? Pues porque toca las raíces mas profundas del sentido de la vida y es que, muchas veces caminamos en este mundo sin entender el por que, preguntándonos, quizás, cuando ya es demasiado tarde, ¿Que es la vida?…

Journey comienza como muchos videojuegos, en una situación donde el jugador se ve obligado a explorar, de la misma forma que uno se ve obligado a explorar cuando sale a descubrir el mundo que le rodea, a dar sus primeros pasos, nuevos pasos donde otros ya pisaron antes, Journey te recuerda esto constantemente, te hace ser consciente de que donde pisaste tu, ya pisaron otros y lo hace mostrándote, nada mas empezar, las tumbas de otros viajeros, que como tú, llegaron a esta tierra, cada uno con sus voluntades y sueños. También te muestra el tesoro anhelado, la razón por la que estás aquí, el final del camino… Esto es la cúspide de una montaña de la cual emana una luz potentísima, quedándote claro desde el principio donde deberá terminar tu viaje. ¿y acaso no es así también la vida? ¿no ocurre que la propia experiencia vital te hace ser consciente que por donde tu caminas ya caminaron otros que dejaron su legado para que tu pudieras vivir el tuyo? ¿no ocurre que desde que naces sabes perfectamente que en algún momento vas a morir? ¿no es mas claro incluso que la vida en si misma es un viaje (journey)?

A medida que avanzas en este juego pasarás por las típicas etapas de aprendizaje de habilidades, reconocimiento del terreno, donde al principio te sentirás libre y feliz de jugar con el entorno, deslizándote por las arenas o volando y jugueteando con las telas, como un niño, como un adolescente despreocupado.

Cada vez que termines una parte del juego, tendrás una visión, una suerte de maestro te visitará desde el otro lado del velo para hacerte entender algo, este personaje amigo te ira mostrando a su debido tiempo la historia y el por que de muchas cosas del mundo donde te estás moviendo y entenderás mejor lo que está sucediendo y tu razón de ser en ese mundo, te hará sentir especial, como el héroe de cualquier historia, si, he dicho bien, DE CUALQUIER HISTORIA, de la tuya, de la mía, de la de todo el mundo, por que aquí, como en la vida real, no se trata de ser el salvador o el héroe del mundo, si no el salvador o el héroe de nuestro propio mundo interior, que no te engañe el ego.

Cada vez que cambiemos de parte de juego pasaremos a través de un túnel, elemento simbólico donde los haya, para seguir aprendiendo acerca de este juego y recibiendo mensajes que te serán extrañamente familiares, pues de una manera u otra, ya has vivido este juego antes, en tu propia piel y ahora estas jugando a un resumen de todo ello para que tomes consciencia de lo verdaderamente importante, como el hecho de construir puentes para poder avanzar en la vida, y hacerlo sobre las ruinas de otra civilización pretérita a la tuya, pero que sin ella, sin su bagaje y conocimiento, sin sus errores, tu no podrías tener ningún aprendizaje, ni si quiera estar aquí leyendo estas líneas.

Como en la vida misma, como en los juegos, nuevos elementos irán apareciendo para su interacción con ellos, en concreto me llamaron la atención unos “amigos” que nos encontraremos en el camino, de distinta forma a la nuestra, una especie de cometas vivas que a mi me recordaron a los sueños, si, a los sueños, pues estos nos guían en la vida de la misma manera que guían a nuestro héroe en la historia, sueños que deberemos de seguir y ocasionalmente rescatar, sueños que sin ellos, el viaje no tendría ningún sentido ni gusto ni placer.

Que importante es tener sueños y seguirlos en nuestra vida, que hermoso timón sin el cual navegaríamos como un barco a la deriva de la nada mas absoluta.

Pero hay que saber cuidarlos y protegerlos, pues a medida que avanzamos en el viaje diferentes elementos pondrán en riesgo nuestro afán por conseguirlos, no hay que tener miedo, pues esos elementos solo están aquí para hacernos aprender. En Journey también se nos mostrará un mundo gris y rudo, fruto de las creencias de los antiguos, de su progreso a costa de la naturaleza del propio ser, reflejo de los mas oscuros deseos y de los corazones mas fríos.

No será menos nuestro viaje, y en cierto momento pasaremos por la noche oscura del alma, visitaremos la cara oculta de la vida, el yan del yin que estábamos viviendo, pues uno no puede existir sin el otro y sería infantil pretender entender la vida sin conocer sus dos caras, aprenderemos a ser fuertes y sobre todo conscientes de los peligros que nos rodean sin dejar de seguir ni un instante las razones emocionales que nos han traído hasta aquí, pues sin un corazón ardiente lleno de deseos de vivir ¿para que seguir? ¿Y tu? ¿Cuales son tus motivos para seguir viviendo? ¿Por que no has desistido ya? ¿Que harías para proteger lo que mas amas? y ¿acaso no son esas amenazas las que te hacen valorar todavía mas eso que que quieres proteger?

Hay veces que la vida te pone en situaciones muy desagradables, muy duras, te hace pasar por pruebas realmente complicadas, las cuales hacen, si no tiras la toalla, que te conviertas en una mejor versión de ti mismo y es que, como digo, de todo se sale mientras uno siga adelante, por muy duro que sea, siempre se sale, si seguimos adelante.

En Journey pasa lo mismo, no hay mal que cien años dure, y conseguiremos sobrepasar las situaciones adversas que se nos propongan y, finalmente, saldremos del túnel para volver a nuestra misión, para ver cuanto de cerca estamos de esa montaña que veíamos al principio y que no ha dejado de mostrarse a modo de referencia y recuerdo del por que estamos aquí

Han pasado muchas aventuras desde que hemos comenzando este viaje, muchos aprendizajes, muchos sueños perseguidos, algunos perdidos, mas nuestra experiencia habla por nosotros mismos en forma de bufanda kilométrica que ha ido haciéndose cada vez mas y mas larga a medida que hemos avanzado en nuestro periplo por llegar a lo mas alto de la montaña resplandeciente. Ya falta poco, pero quizás queda lo mas duro, y es que el camino de la montaña no solamente es frío, si no que también es peligroso, pero eso no importa, no hemos hecho este largo viaje para volvernos ahora, es mas, todo lo que hemos hecho, todo lo que hemos aprendido, sufrido y disfrutado ha sido para llegar aquí, para hacernos imparables, no hay frío ni montaña que pueda conseguir que me de la vuelta ni impedirme llegar a mi objetivo, a mi meta a mi misión.

Y esto mismo pasa en la vida real también ¿no es cierto? ¿No ocurre que después de todo lo vivido, lo aprendido, lo luchado, no pasa que cuando tenemos un sueño, un propósito, una misión, no paramos hasta conseguirla? ¿No ocurre que cuantos mas golpes nos llevamos mas fuertes nos hacemos? ¿No pasa que cuantos mas fuertes nos hacemos mas resistentes y persistentes somos? Igualito que en la vida real, igualito que en nuestro viaje…

La aventura está cerca de concluir, no os voy a destapar el final, ni mucho menos, pero si quiero contaros algo, algo que aprendí hace no mucho y algo que también nos va a querer contar Journey.

Muchas veces se nos olvidan las cosas importantes de la vida, muchas veces nos cegamos por nuestras pasiones por nuestros objetivos, sueños, metas, por nuestro empeño, camuflado de sinrazón, demasiadas veces olvidamos el foco, olvidamos lo importante del viaje, olvidamos que lo importante no es llegar, si no el viaje en si mismo. Pensamos que la vida es un medio para llegar a un fin y no entendemos que la vida simplemente es, que como decía el poeta, la vida es sueño y los sueños sueños son, pero sin embargo nos empeñamos en correr, en buscar algo que nunca ha estado fuera de nosotros, nos empeñamos en triunfar, en ganar, en vencer.

Si queréis que os de un consejo, algo que aprendí hace no mucho, es que en la vida no hay manera de vencer si no es rindiéndose pues en la vida no hay vencedores ni vencidos, solo un viaje lleno de experiencias hermosas, un camino hacia nosotros mismos, una aventura donde nosotros somos nuestro propio héroe, nuestro propio elegido y cada vida, cada aventura es única, irrepetible y sagrada…

Eso, eso es para mi la vida